• Susan Pick

¿Cómo ayudarle a alguien que se victimiza?


¿Cómo ayudarle a alguien que se victimiza?

¿Conoces alguien que se haga la víctima? Son esas personas que creen que se benefician de hacerse las buenas, las sufridas, las que todo aguantan, las rescatadoras. De esas que no se pierden un solo velorio y que nunca aceptan ayuda. Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA creciendo y haciendo a un lado el papel de “víctima”...


Haz de cuenta que los problemas que enfrentas día tras día son como los problemas de matemáticas o de lógica que tenías que resolver en la escuela. Se hicieron para buscarles y encontrarles solución, no para sufrirlos, no para quejarse, no para agobiarse.


Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo dedicados a hacer y a escuchar comentarios tipo: “¿Por qué me pasa a esto a mí?”, “Yo no me merezco esto”, “Es imposible esta situación”, “¿Cómo es posible que Dios me haya hecho esto?” Es inevitable que se nos presenten problemas, así que mejor tener una actitud tipo “lo que venga, veré como lo enfrento”. Con una posición de ese tipo está uno mejor preparado… se puede decir que es una actitud de prevención.


Los problemas se hicieron para buscarles y encontrarles solución, no para sufrirlos, no para quejarse, no para agobiarse.

La buena noticia es que para cada problema hay una solución… no siempre fácil, no siempre inmediata, no siempre la ideal. A veces depende de nosotros la solución, otras veces va a ser muy dura la respuesta, en ocasiones implica soltar, con frecuencia requiere investigar y trabajarle duro… el caso es que siempre hay solución. Mi abuelita decía: “todo pasa… por más doloroso y duro… pasará”. Claro que no es esa la única posición que tomaremos cada vez… pero saberlo es algo que nos puede ayudar a enfrentar.


Hay varios tips que nos pueden ayudar:


1. Comprender que los problemas son parte de la vida, por lo tanto aceptarlos y aprender a enfrentarlos.


2.  Aceptar que muchas veces nos ayudan a crecer.


3. Captar que pueden ser un aviso de que andamos en el camino equivocado.


4. Agradecer que con frecuencia son una manera de aprender.


Cada uno de nosotros puede aprender a PINTAR FUERA DE LA RAYA aceptando que la vida viene con problemas y que comprenderlo nos ayudará a enfrentarlos con mayor facilidad, puede ser una enorme tranquilidad. Hacer esto aumentará la confianza en nosotros mismos para resolver lo que haya que resolver y para soltar lo que haya que soltar. Asimismo, será de enorme apoyo para enfocarnos en resolver en vez de en victimizarnos o sufrirlos, y así tener una actitud positiva hacia la vida y lo que con ella viene día tras día.


705 views0 comments

Recent Posts

See All