• Susan Pick

¿Cómo lograr la mejor educación posible para tus hijos?


¿Cómo lograr la mejor educación posible para tus hijos?


Casi todos los padres y madres queremos que nuestros hijos tengan la mejor educación posible. ¿Cómo hacerlo? Estos cinco consejos pueden ayudarte a PINTAR FUERA DE LA RAYA y a mejorar el modo en que se desarrolla su cerebro.


Una de las metas que más padres y madres de familia tenemos es que nuestros hijos tengan la mejor educación posible. Para ello es clave que les facilitemos la formación necesaria para conocer y manejar sus emociones a todas las edades. Hay muchos ejemplos de padres y madres, así como de escuelas, que entendieron esto y al hacerlo no solo lograron mayor estabilidad, autoconocimiento y autoestima en sus alumnos, también obtuvieron un significativamente menor número de casos de bullying, de uso y abuso de alcohol y drogas, de embarazos no deseados en la adolescencia y de deserción escolar.


Es fundamental atender el desarrollo emocional los niños y adolescentes. Requiere cambios muy pequeños… no caros y que no implican mucho tiempo. Veamos.


1. Entender los problemas de los niños: comprender por ejemplo que ir a la escuela, en especial la entrada por vez primera o el regreso después de vacaciones, implica estar en un ambiente con una estructura muy diferente a la que hay en casa. Ese cambio puede ser muy duro para algunos, sobre todo si no cuentan con apoyo familiar. Requiere atención al niño o adolescente y tener un espacio en el que pueda conversar o en el pueda estar solo para trabajar sus sentimientos.


2. Darle tareas a los menores a través de las cuales puedan sacar emociones de manera responsable. Por ejemplo: que niños más grandes ayuden a cuidar a los más chicos, que sean los encargados de ordenar los libros para tener una pequeña biblioteca, que guarden los juguetes, que ayuden a limpiar, que les enseñen los números o las letras a otros niños. Todo esto les ayudará a sentirse valuados, responsables, importantes. Pero mucho ojo…solo si se los dejas como una responsabilidad, no como un castigo o tras un enojo o amenaza.


3. Buscar oportunidades a través de las cuales los adolescentes y los niños puedan divertirse y reír. Desarrollar un sano sentido del humor ayuda a expresar emociones y sentimientos que muchas veces no saben manifestar.


4. Cantar, hacer yoga, bailar, hacer ejercicio y no exigir que estén sentados todo el tiempo… de esta manera pueden expresar sus inquietudes y energía sin ser castigados. Esto ayuda a poder concentrarse en su trabajo escolar.


5. Pedirle ayuda a vecinos, amigos, primos y hermanos mayores que apoyen a chavos más chicos. De esta manera los padres tienen apoyo y los niños tienen la oportunidad de aprender de otras personas aparte de los maestros, padres y abuelos.


Al tomar en cuenta de modo central el desarrollo emocional de los niños y PINTAR FUERA DE LA RAYA cambiando patrones de castigo, regaño y/o amenaza por sus explosiones emocionales o por ser agresivos o por interrumpir, por patrones en los que son tomados en cuenta, escuchados y atendidas sus necesidades hace toda la diferencia en su desarrollo emocional. Les ayuda a identificar sus emociones, a expresarlas y a manejarlas de  modo constructivo.


¿Te quieres atrever a PINTAR FUERA DE LA RAYA escuchando a tu hijo y a tu alumno? Y diciéndoles ¿qué necesitas? y ¿cómo te apoyo?, en vez de “no das una”, “te portas horrible”, estoy harta de tus conductas”.


¿Te animas? No solo tendrá impacto en sus conductas, lo tendrá también en la forma en la que se desarrolla su cerebro.


343 views0 comments

Recent Posts

See All