• Susan Pick

El amor y el mito de la media naranja


El amor y el mito de la media naranja

A muchas de nosotras nos dijeron que “encontráramos a nuestra media naranja”. Muchos lo interpretamos como encontrar alguien que complete (o parche) lo que nos falta. Eso no funciona. Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA y empezar por conocerte y quererte a ti misma antes de buscar hacer pareja. Y que seas una “naranja completa” y que busques “naranjas completas”...


He conocido a más de una pareja en la que una de las partes (a veces, ambas partes)

simplemente no pueden aceptar que el otro esté bien. Veamos algunos ejemplos: cuando el marido llega a casa y la mujer está feliz jugando pelota o a las escondidillas con los niños todos muertos de risa él se tensa, o aquella mujer que cuando al marido le va bien en alguna reunión de trabajo ella se pone mal. En muchos casos inclusive hay violencia emocional, económica, sexual o física de alguna de las partes.


Por lo general este tipo de maltrato viene acompañado por sentimientos de envidia, celos e intentos de ejercer control ya sea directa o indirectamente.


Hay que tomar en cuenta que muchas personas hacen pareja para llenar algún hueco que tienen en vez de para complementar su vida. Así por ejemplo puede ser que hacen pareja por presión social, porque el resto de los cuates ya se casaron, por sentirse viejos, para tener hijos, “porque ya toca”. Casarse o arrejuntarse bajo este tipo de condiciones lleva a la típica situación de “buscar su media naranja”.


La única manera de hacer pareja es cuando, por ponerlo de alguna manera, se junta una naranja completa con una sandía completa y entre ambas van haciendo proyectos en común.

La única manera de hacer pareja es cuando, por ponerlo de alguna manera, se junta una naranja completa con una sandía completa y entre ambas van haciendo proyectos en común. Ya están completos y se apoyan en su “completés”; no tratan de parchar su “incompletés”. En cambio cuando mitades buscan llenar el vacío de la mitad que les falta, difícilmente lo logran. Hay demasiadas inseguridades, miedos, angustias, culpas, dudas y una enorme falta de autoconocimiento y de autoestima. Son personas con inseguridades de diferentes tipos las cuales no les permite comprometerse en una relación; están demasiado necesitadas de primeramente quererse a sí mismos: Buscan a parejas que por lo general también están necesitadas y que para sentirse mejor necesitan que la otra persona esté triste, enferma y/o que fracase para ellos estar bien.


Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA y comprometerte a conocerte y amarte a ti misma antes de tratar de hacer pareja. Te invito a atreverte a creer en ti misma para que puedas desarrollar plenamente tu potencial así como para apoyar en su propio crecimiento a tu pareja.


93 views0 comments

Recent Posts

See All