• Susan Pick

¿El regalo de la pandemia? "Mindfulness" y cómo hacer todo con conciencia plena


Conciencia plena (“mindfulness”) es un regalo que nos ha dejado la pandemia. Hemos tenido que poner mucha más atención para cuidarnos tanto dentro como fuera de la casa. PINTAR FUERA DE LA RAYA para tener conciencia plena en muchas más cosas (lo que comemos, lo que decimos, qué ejercicios hacemos, etc) nos puede ayudar a crecer más sanamente física, mental, social y emocionalmente.


Existe una tradición milenaria sobre la importancia de hacer, pensar y sentir cada cosa, cada emoción, cada decisión y cada actividad con plena conciencia. Así por ejemplo si comemos, pensar bien qué vamos a introducir a nuestra boca y saborearlo, si vamos a tomar una decisión sobre qué estudiar es preciso y precioso pensar y sentir cada parte y cada paso de dicha elección y por supuesto en el amor, pensar y sentir cada momento, cada componente.


Uno de los regalos que nos está dejando la pandemia es precisamente la posibilidad de aplicar lo que se conoce como mindfulness. Dado que tenemos que tener muchos cuidados en todo lo que hacemos, estamos teniendo que ser muy conscientes, que estar muy presentes en cada movimiento, en cada decisión, en cada momento. Así por ejemplo si vamos al supermercado, tenemos que estar conscientes de la mascarilla, la careta, los guantes, el gel, de que tocamos, de si nos tocamos la cara, de lavarnos muy bien en la primera oportunidad, etc. O por otro lado, tenemos que estar muy alertas de qué tocar y qué no tocar al caminar en la calle o al montarnos en alguna forma de transporte público.


Algunos de nosotros nos quejamos por tener que hacer esto. Pues resulta que tenemos otra alternativa: apreciar el aprendizaje que dicha conciencia total nos está dejando para muchas otras áreas de nuestra vida. Cuando decidimos PINTAR FUERA DE LA RAYA en cuanto a ser  más conscientes, lograremos dejar a un lado la impulsividad, dejar de hacer las cosas al aventón, pensar bien qué comer y beber, reflexionar cuál debe ser nuestra posición al estar sentados, dormidos o caminando, no lanzarnos a una relación así nomás, ni hacer la tarea a medias ni hacer promesas sin darles previa seria consideración. Lograremos una mayor tranquilidad, un mayor gozo de cada decisión y acción y una mucha mejor calidad de nuestra salud física, mental, emocional y social.


101 views0 comments

Recent Posts

See All