• Susan Pick

Los niños, las pantallas y la ley del menor esfuerzo


Como madre es fácil caer en la tentación de utilizar las pantallas (televisión, iPads, celulares) como "nanas" para que cuiden a nuestros hijos. ¿Te has puesto a pensar en las consecuencias que esto tiene en su formación? Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA para enseñarles a no acostumbrarse a vivir bajo la regla del menor esfuerzo y en su lugar dejar que se aburra (para crear), que lea, que inventé, que experimente...


Cada vez más se nos presentan oportunidades para vivir en la ley del menor esfuerzo. Así por ejemplo, en lugar de leer libros, de ir aprendiendo nuevas cosas, de aprender a aburrirnos y de allí ser creativos, de hacer ejercicio físico, de meternos en nuestras emociones y de conocer a las personas y sus necesidades, sentimientos y valores nos plantamos ciegamente en frente de alguna pantalla tipo un televisor o celular


De igual manera, muchas veces a los niños en lugar de ponerles límites en cuanto a la cantidad de tiempo que pasan frente a una pantalla, las usamos como “nanas” o inclusive como educadores. ¡¡¡¡Auch!!!!! Duele ver cómo la falta de interés de los padres, o de tiempo para dedicar a sus hijos, o la ignorancia del daño que están haciendo, permitan que suceda esto. Repito: ¡¡¡¡Auch!!!!


Estar sentado es más fácil que correr; es mucho más fácil no sentir que hacerlo y mucho menos esfuerzo absorber pantallas que leer y analizar.

Irse por el camino del menor esfuerzo limita mucho nuestro desarrollo y el de nuestros hijos. ¿Por qué? Lo que sucede es que nos acostumbramos a realizar actividades que apoyan la flojera mental, emocional y física. Mucho más fácil es simplemente ver una pantalla y absorber todo sin pensar, sin analizar, sin contribuir; mucho más fácil no involucrarnos en conocer nuestras emociones y las de otras personas y más sencillo, no hacer el esfuerzo por hacer ejercicio físico. Estar sentado es más fácil que correr; es mucho más fácil no sentir que hacerlo y mucho menos esfuerzo absorber pantallas que leer y analizar.


Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA y preguntarte si andas por el camino del menor esfuerzo en alguna área de tu vida o en la de la educación que les das a tus hijos. También te invito a reflexionar sobre el daño que esto hace en muchos campos de tus y sus vidas. Tanto en la vida personal como laboral saber esforzarse, saber echarle ganas a las cosas es lo que puede hacer la diferencia entre avanzar y no hacerlo, entre estar bien con uno mismo y no estarlo, entre estar bien en tu salud física, emocional y mental y no lograrlo.


Te invito a PINTAR FUERA DE LA RAYA para comprometerte a una vida de moverse y no a una de paralizarse. Lo fácil puede acabar siendo lo más difícil.



90 views0 comments

Recent Posts

See All