• Susan Pick

Pinta fuera de la raya, cuestiona y ¡no te tragues la píldora así nomás!


Pinta fuera de la raya: cuestiona las dosis de medicamento que te recetan

Hay muchas cosas que damos por sentadas simplemente porque nos las dice alguien más. Las aceptamos sin cuestionar, aunque pudieran ponernos en riesgo. Sucede con los doctores y las pílodras. ¿Sabías que tradicionalmente los medicamentos se prueban solo en hombres, ignorando el efecto que pueden tener en el cuerpo de la mujer? PINTA FUERA DE LA RAYA y no tomes medicamentos sin indagar primero.


Acabo de leer un interesante artículo llevado a cabo por las Universidades de Berkeley y de Chicago que muestra que las mujeres tradicionalmente sufren más efectos colaterales por los medicamentos que toman que los hombres. Resulta que la mayor parte de las pruebas que se llevan a cabo para desarrollar nuevos medicamentos se hacen con hombres.


El estudio muestra una clara diferencia de género en las pruebas de 86 medicamentos aprobados por la máxima autoridad en la materia de los Estados Unidos de Norteamérica, la FDA (Food and Drug Administration). Estas incluyen medicamentos contra la depresión, contra convulsiones, cardiovasculares y analgésicos contra el dolor.


El estudio analizó información de varios miles de artículos encontrando que más del 90% de las  mujeres sufrió peores efectos como consecuencia de haber ingerido algún medicamento, que los hombres. Entre estos destacan: dolor de cabeza, nauseas, depresión, alucinaciones y problemas cardiacos.


Durante muchos años se le dió preferencia a los hombres sobre las mujeres en las pruebas clínicas bajo el argumento que los cambios hormonales de las mujeres y la probabilidad de una embarazo podrían afectar  los resultados.

Durante muchos años se le dió preferencia a los hombres sobre las mujeres en las pruebas clínicas bajo el argumento que los cambios hormonales de las mujeres y la probabilidad de una embarazo podrían afectar  los resultados. Y aquí me hago la primera pregunta: ¿Por qué no hacían pruebas con ambos y veían si esta hipótesis era verdadera? No me quiero ni imaginar la respuesta: ¿costo?, ¿eran hombres los que tomaban mayoritariamente las decisiones?, ¿alguna otra que se te ocurra?


Recientemente se pasó una ley en los Estados Unidos de que a partir de 2016 tienen que ser incluidas personas de ambos sexos en las pruebas médicas. Sin embargo sigue siendo una pelea no ganada, ya que aunque dichos estudios han incluido significativamente a más mujeres, siguen sin analizar dichos datos, por lo que las diferencias en dosis requeridas por cada uno de los sexos siguen sin ser consideradas. ¡De no creerse!


Conocer estos datos me hizo reflexionar sobre cuántas cosas no conocemos y cuántas damos por entendidas… cuántas cosas que nos dicen o qué leemos simplemente las aceptamos y obedecemos y seguimos las instrucciones. Un claro ejemplo es en lo que se refiere a la medicina. Muchos de nosotros tenemos endiosados a los médicos… lo que ellos dicen lo seguimos ciegamente… y cuando alguien nos pregunta por qué tomamos algún medicamento, muchos contestamos de lo más seguros de nosotros mismos, así nomás: “Porque el doctor me dijo”… ¿qué onda? Creo que urge PINTAR FUERA DE LA RAYA para analizar lo que nos dicen, hacer la tarea y buscar información con otros doctores y leer artículos al respecto y no tragarse la píldora así nomas. ¡Mucho ojo con esas dosis!


320 views0 comments

Recent Posts

See All