• Susan Pick

Pinta fuera de la raya… en tiempos del COVID9

Updated: May 18, 2020


Queridos amigos,

Una más sobre la pandemia. Prometo que habrán una o dos más y ya… Lo último que pensé cuando escribí el divertido libro Pinta fuera de la raya fue que iba a estar pensando como pintar fuera de la raya en respuesta a una pandemia. La vida… está llena de sorpresas. Podemos sacarnos de onda, asustarnos o amargarnos cuando se nos aparece algo inesperado, sobre todo algo tan serio como el COVID19… o podemos elegir pintar fuera de la raya lo más positivo posible.

Les quiero compartir que he pasado por todo tipo de sentimientos y emociones: sacadez de onda (en una de esas la Real Academia de la lengua Española la acepta), frustración, tristeza, desconfianza, hartazgo, aburrimiento y algunos días de mucha ansiedad. La primera semana estaba ocupadísima organizándome para lo que podía venir (cocinaba para tener comida congelada para muchos días, atendía muchas llamadas preguntando si me la creía, pidiendo apoyo emocional o haciendo preguntas acerca de qué hacer con los hijos, la pareja o los viejitos y organizaba clases de ejercicio, escritura con sentido del humor y yoga en línea). Luego, vinieron días de mucha introspección: ¿qué va a pasar?, ¿cómo lo manejo?, ¿qué estoy sintiendo?, ¿quien provocó esto?, ¿por qué me llaman tantas personas con las que no he estado en contacto hace años?

Como psicóloga social me he dedicado desde hace más de 40 años a desarrollar programas (con un enfoque preventivo) en educación, salud y disminución de pobreza a nivel nacional. Les platico esto porque considero que esta es una oportunidad para transmitir algo de lo aprendido.

Estamos en un momento clave para prevenir (haciendo lo que hemos escuchado de quedarnos en casa, usar tapabocas, tomar vitamina C, lavarnos las manos a cada rato, ponernos crema para que no se agriete la piel, etc.) y también para aprender a manejar nuestros sentimientos y acciones dentro de casa. Les quiero dar algunos tips que han funcionado en otros países y que me han funcionado a mí. Casi todos están relacionados con reducir la ansiedad y el estrés… importante para mantener fuerte el sistema inmunológico:

a. Hacer ejercicio mínimo una hora al día —yoga, subir y bajar escaleras varias veces al día, sentadillas, estirar, pesas, caminar 10,000 pasos— ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad.


b. Meditar diariamente de dos a cuatro veces 20 minutos cada vez. Hay varias apps disponibles (me gusta Calm). Al principio te sientes rarísimo, sientes que aumenta la ansiedad al tener que concentrarte en tu respiración, en un punto fijo o en repetir un mantra (tres ejemplos de acciones que te recomiendan en la meditación).


c. No comer azúcar ni alimentos procesados. Al principio te sientes raro… sobretodo la primera semana, pero luego te sientes con mucha más energía, mas concentración y mejor humor.


d. Ten un plan del día cada día, de preferencia con horarios. Esto te mantiene ocupado y no te deja centrarte en ver una y otra vez noticias ni en tener pensamientos repetitivos.


e. Ten citas telefónicas o por video (Whatapp video, Skype, Google Hangouts, Zoom) con amistades. Asegúrate de que sean conversaciones constructivas y divertidas… no necesitas a Don Amarguritas, a Madame Depre, ni a Don Sabelotodo, ni a Doña Egos. Puedes brindar con solo una copita (mi amigo Pau Piojuan tiene una pequeña vinícola y te envía ricos y baratos vinos… a mí me gusta el Leonora-tinto y el Silvana-blanco, cel: 646-171-7179).


f. Aceptar que no podemos cambiar lo que está pasando afuera pero si a nosotros mismos; nuestra actitud, creencias y acciones (pienso en los judíos en la Segunda Guerra Mundial que no tuvieron la opción de quedarse encerrados… igual los Nazis los encontraban y asesinaban).


g. Toma el sol. La vitamina D aumenta defensas y ayuda a sonreír.


h. Aprovecha para terminar cosas que hayas dejado a la mitad (¡no incluye botellas de alcohol!) o hayas querido hacer tipo arreglar libreros, tirar basura, ordenar cajones, escribir cartas, leer libros, pintar cuadros, sembrar semillas que alguna vez compraste, aprender algo nuevo.


i. Reír: busca programas, libros y amistades que te hagan reír. La risa elimina estrés y combate miedos. Una actividad simpática es decorar tu casa con luces como si fuera Navidad. Pintas fuera de la raya y ayudas a otros a hacerlo también, te ríes y les iluminas un rato la vida a tus vecinos.


j. Duerme entre 7 y 9 horas al día. Fortalece tu autoinmunidad.


k. No niegues lo que está pasando; no se lo niegues a nadie. La negación es fuente de ansiedad. Mucho mejor es aceptar que hay un virus para el cual no se ha encontrado cura. La cura tardará. Lo mejor que podemos hacer para protegernos es quedarnos en casa y entretenernos constructiva y creativamente.




66 views0 comments

Recent Posts

See All