• Susan Pick

Pinta fuera de la raya, ¡para descubrir la vacuna!


Pinta fuera de la raya, ¡para descubrir la vacuna!



Todos estamos esperando la solución a largo plazo de la pandemia: una vacuna. Edward Jenner en el siglo XVIII se atrevió a pensar diferente y así descubrió la primera vacuna al PINTAR FUERA DE LA RAYA. Ojalá muchas personas se atrevan a pensar diferente y así salvar miles de vidas.


Si Edward Jenner en 1796 no se hubiera atrevido a pintar fuera de la raya, tal vez no tendríamos vacunas. Resulta que durante siglos, la pandemia del virus de la viruela había matado a más de 400,000 personas al año, con un gigantesco impacto en los imperios romano y griego, así como en los nativos de América, incluso mató a cinco monarcas a nivel mundial. En la segunda semana de contagio moría aproximadamente 30% de los contagiados y surgían diferentes deformidades.


A Jenner le encantaba observar muy de cerca la vida en el campo, la naturaleza, la interacción entre los animales y de las personas con estos  últimos. Era su costumbre investigar, probar, preguntar y cuestionar: tenía una fuerte pasión por la ciencia y poco a poco se acostumbró a que lo llamaran “loco”. No le apuraba. Proponía formas de ver la vida, de curar y prevenir enfermedades que el resto de la población veía como absurdas, fuera del marco aceptable de conductas y no tolerables…. Como pintando fuerísima de la raya.


Este es un caso en el que haberse atrevido a pensar y a hacer algo muy diferente a lo acostumbrado hasta ese momento, de hecho hasta riesgoso, fue el principio de una verdadera revolución en la medicina mundial.

Entre otras cosas, el Dr. Jenner había observado que los ganaderos que ordeñaban vacas en el campo contraían una versión no dañina de la viruela y que eran inmunes a la versión humana de la enfermedad. Observaba una semejanza muy cercana en la apariencia de ambos virus; ambos llevaban a pequeñas ampollas, pero algo diferentes. Pensaba que pudiese haber una relación entre ambos virus. Decidió hacer un experimento. Inyectó al hijo de ocho años de su jardinero con la vacuna vacuna (valga la redundancia… se refiere a la vacuna de la versión de la viruela que le daba a las vacas… de hecho, el término “vacuna” viene del hecho que este poderosos método de  prevención en medicina, se descubrió con ganado vacuno) y ocho meses después lo vacunó con la vacuna de la viruela. El niño no contrajo la enfermedad. Repitió su experimento con muchos otros pacientes con resultaos semejantes. La primera vacuna lo había hecho inmune a la segunda. De hecho Luis Pasteur varias décadas más tarde basó sus estudios de cómo microbios atenuados podían prevenir enfermedades, en los que Jenner había realizado años antes.


Este es un caso en el que haberse atrevido a pensar y a hacer algo muy diferente a lo acostumbrado hasta ese momento, de hecho hasta riesgoso, fue el principio de una verdadera revolución en la medicina mundial.


Espero que este relato te facilite atreverte a pintar fuera de la raya cuando algo dentro de ti te llamé a hacerlo. Puede cambiar tu vida y la de muchos miles de personas.

3,241 views0 comments

Recent Posts

See All