• Susan Pick

Pinta fuera de la raya: para fortalecer tu crecimiento profesional


Pinta fuera de la raya: para fortalecer tu crecimiento profesional

A muchos de nosotros nos enseñan que en el trabajo es donde más debemos obedecer, seguir reglas, quedar bien con los demás, acatar órdenes, entender qué quiere el jefe y asegurarnos de cumplirlo al pie de la letra… casi, casi adivinarle el pensamiento y sin preguntar y mucho menos cuestionar. Es donde se supone que no debemos pintar ni tantito fuera de la raya.


¡Nooooooo!

Como vemos en el libro Pinta fuera de la raya, en realidad, el crecimiento de una empresa o de cualquier institución depende en gran medida del desarrollo personal de sus empleados; del atrevimiento de estos a dudar, aportar, crear y pensar fuera de la caja. Un empleado obediente y con poca iniciativa, que no se atreve a pintar fuera de la raya, difícilmente podrá hacer una diferencia significativa en su vida, en la de sus compañeros y en la institución. Vivir de juntar estrellitas no ayuda a avanzar ni a innovar. Los perritos de circo viven del aplauso de su público… no avanzan mucho más allá de ser perritos de circo. Hay personas que prefieren ser perritos de circo… y ¿tú?

Es clave en una institución que sus empleados se pongan la camiseta. Eso implica entender el objetivo de la institución, de qué se trata nuestro trabajo, asegurarnos de hacerlo crecer y ayudar a mejorar y desarrollar la institución en la que laboramos. Para ello nuestras prioridades no pueden ser quedar bien y obedecer, sino por el contrario, atrevernos a innovar, a hacer la diferencia siendo empáticos, responsables, creativos y éticos.

Para lograr todo esto ¡atrévete a cuestionar! No creer ciegamente todo lo que te dicen, es clave para aprender. Todos tenemos el derecho y la capacidad de dudar, investigar y experimentar. No siempre tendremos el apoyo de los demás para hacerlo. No importa. Las mayorías no necesariamente tienen la razón. Veamos hacia dentro de nosotros… preguntemos qué nos dice esa vocecita que todos traemos; analicemos qué lograron quienes se atrevieron a hacer las cosas de modo diferente a las mayorías.

Y por último, es clave para tu crecimiento y el de la institución pensar fuera de la caja. Pensar de formas poco convencionales es algo que todos podemos aprender a hacer si buscamos nuevos ángulos. Hacerlo nos facilitará encontrar soluciones innovadoras. A cualquier cuadrado le podemos encontrar un círculo o un triángulo; es cosa de buscárselo.

Me encanta el ejemplo del director de hace muchos años de Coca Cola, el Sr. Roberto Goizueta. En una reunión con sus altos ejecutivos le presumieron que la empresa vendía la gran mayoría de los refrescos del mundo. Él en vez de felicitarlos, les preguntó: “¿Oigan y que porcentaje de las bebidas a nivel mundial vendemos?” “El “2%”. “Pónganse a trabajar”.

Piénsale por favor, compártelo con tus cuates.




270 views0 comments

Recent Posts

See All