• Susan Pick

Pintar fuera de la raya... aunque te sientas triste


Pintar fuera de la raya... aunque estés triste


Muchas veces huimos de nuestras emociones. Nos sentimos apenadas y culpables por estar tristes o apagadas sin entender que esos sentimientos también son parte del camino hacia el crecimiento. Esos periodos de estar “ponchadas” nos ayudan a reenfocarnos, a mirar hacia adentro, a pensar diferente y a PINTAR FUERA DE LA RAYA para resolver nuestros problemas.


A veces uno se siente ponchado por días y días… en especial en este periodo de la pandemia a más de uno nos pasa esto. Te puedes sentir sin ánimo, con baja energía, con dificultad para poner atención, que el mundo se te viene encima y/o con sentimientos de “nomás no puedo con este paquete”… o “paquetón”.


Esto puede llegar a sentimientos del tipo “por más que trato, nomas no salgo adelante”. Muchas veces en estos casos empezamos a tener pensamientos repetitivos u obsesivos ó inclusive sentir cosas que hace mucho no sentíamos. Podemos tener claro que de nada nos sirve todo esto, pero sin poder dejar de pensarlo y sentirlo.  


Es posible que nos estemos tomando de modo personal cuestiones que no lo son y reaccionando de modos que bien sabemos, no funcionan.


Tal vez busquemos desesperadamente que alguien nos ayude a sentirnos mejor, sabiendo que no está afuera de nosotros la ayuda… que tenemos que buscar como pintar fuera de la raya DENTRO de nosotros mismos para salir del hoyo.


No hay razón para sentirnos apenados, con miedo o con culpas… sin importar lo grave que sea lo que está pasando. Esos sentimientos son meros obstáculos al crecimiento y a la solución.

Estamos ponchados… la buena noticia es que esto no durará para siempre… todo pasa… SI… TODO PASA. Estos periodos son normales, inclusive necesarios. Nos sirven para enfocarnos en nuevas formas de tomar decisiones, de sentir, de enfocar y de realizar acciones. Son momentos para apapacharnos, para reconocer todo lo lindo y padre que somos y hacemos.  


No hay razón para sentirnos apenados, con miedo o con culpas… sin importar lo grave que sea lo que está pasando. Esos sentimientos son meros obstáculos al crecimiento y a la solución. No hay porque esperar más de nosotros mismos de lo que somos capaces de dar.  La vida no es perfecta… la vida está llena de retos… y muchas veces para resolverlos tenemos que echarnos un clavado hacia adentro de nosotros y buscar allí la paz o atrevernos a pensar diferente, a reírnos de nosotros mismos, a darle la vuelta y ver las cosas al revés y a responder de una nueva manera.


Poner en práctica un primer paso nos ayudará a dar un siguiente paso y de allí otro y de allí uno más. No podemos saber dónde estaremos mañana con base en el lugar en el que estamos hoy.

¿Qué tal si nos enfocamos en pintar fuera de la raya para dar ese primer paso de un modo diferente a como hemos dado pasos en el pasado y de allí a los que le siguen?


368 views0 comments

Recent Posts

See All